jueves, 11 de febrero de 2010

Obersvar(nos)




Minutos después de saludarnos, comenzamos a caminar,
sin rumbo, por la ciudad. Esperábamos conocernos.
O al menos eso creía yo.

[...]

Nos llamó la atención una plaza, una que nunca recuerdo
si es la entrada de un hospital, o el frente de una universidad de botánicos.
Allí había un grupo de gente mirando algo. Era una de esas ocasiones en que todos se detienen a mirar algo que no se sabe que es, y se arma un efecto en cadena en que todos miran.
O al menos todos buscan mirar.

Nuestro andar se sucedió un poco más lento por unos segundos.
Bromeamos respecto de esa gente.
Estábamos mirando como otros miraban algo que no sabían (ni sabíamos) qué era.

Y la atención estaba en los otros.
No en nosotros.
No podíamos mirarnos, y mucho menos observarnos.
Supongo que en ese instante, ahora que lo pienso,
debería haberme dado cuenta de qué no pasaría mucho más.

O sí pasaría... pero no de la forma en que yo lo estaba esperando.

[ ... ]

2 comentarios:

Diosa Phoenix dijo...

I miss you!! Ya consegui franco el 5!! Igual el Lunes te llamo, obvio! Amandoteeeee

Paul Joseph dijo...

Fede! hace mucho q no leo tu blog. ésta entrada me dio una imágen muy familiar. A mi me gusta muchísimo. Estaba pensando el otro día de tus cantos esporádicos y me hizo sonreír. Espero que todo esté bien con vos. Te mando un abrazo.