domingo, 28 de junio de 2009

herida masoquista

No es ningún tipo de bagaje psicoanalítico
ni siquiera algo complejo;

simplemente, el dentista, me cauterizó en el labio
y ahora, así sin más,

me duele cuando me río.

2 comentarios:

Santiago Enriquez dijo...

Fede, no lo puedo creer.
Blogspot y no Facebook
Somos pocos, y ya nos conocemos

Laurita Font dijo...

por qué tenés tan lindas canciones de fondo?
por qué ya no escribís más?

Hoy me levanté preguntona...

Se extraña leerte!