miércoles, 20 de mayo de 2009

[ íntimo ]

Pasé los hisopos con temor, porque lo suponía...

mucha, mucha cera habitaba mis oídos.


Horrible, pero es importante contarlo...

es que últimamente me está costando mucho, muchisimo,
mostrar mi fragilidad.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

chico del subte

leías tu libro
envuelto en letras
mirabas a la gente pasar y actuar

empujando subiste
el volumen de la música
en tus oídos
y quedamos tan, tan atrás

mirabas por la ventana en la puerta
yo te miraba a vos mirando la
ventana en la puerta
conociendo lo desconocido
(vayámonos de casa, donde nadie nos busque)

Dificultades Barrocas dijo...

Creo que el otro día te ví en el subte.
Que lindo que es leerte de nuevo, porque estoy de vuelta!
Besos

Diosa Phoenix dijo...

Creo que no deberias tomar mas el subte porque todo el mundo te reconoce! >P